Cellnex ha emitido bonos por valor de 335 millones de euros con vencimiento en el año 2025 y un interés del 2,875%.
 
El dinero recaudado será destinado para complementar la financiación de sus últimas operaciones. La empresa ha afirmado que la emisión de bonos “supone complementar las líneas de liquidez de la compañía y responde a la voluntad de anticipar una evolución al alza de los tipos de interés”, según ha comunicado Cellnex a Reuters.

El grupo de infraestructuras de telecomunicaciones está participado por Abertis en un 34% y registró una demanda de títulos muy alta, que triplicó casi la oferta. Las entidades encargadas de coordinar la operación han sido BNP Paribas, Goldman Sachs, ING, Mediobanca, UniCredit, Banca IMI y CaixaBank.

En julio de 2015 la empresa llevó otra emisión por un valor que alcanzaba los 600 millones de euros. Esta se hizo con el fin de poder refinanciar la compra de los 7.400 emplazamientos de telefonía móvil de Wind en el país italiano. Después, en agosto de ese mismo año también emitió, otros 750 millones de euros para financiar “las adquisiciones por valor de unos 700 millones que realizó a lo largo del año”, afirmó el diario Expansión.

Tobías Martínez, dirige a Cellnex mediante estrategias de crecimiento en un mercado de torres de telefonía móvil, presente ya en cinco países distintos, como Italia, Francia, Holanda, Reino Unido y España.