“Comienza una nueva etapa evolutiva de la compañía, llena de oportunidades para crecer. Sigma Alimentos y WH Group son dos grandes actores de la industria cárnica mundial que han invertido en Campofrío Food Group para impulsar su desarrollo y liderar conjuntamente el sector de elaborados cárnicos a nivel internacional”.


Así afirmó esta mañana Pedro Ballvé, presidente de Campofrío Food Group, en la Junta General Ordinaria de Accionistas, la última que celebra como compañía cotizada una vez liquidada la oferta pública de adquisición de Sigma Alimentos y WH Group elpasado 12 de junio y tras haber sido aprobada esta mañana, según el Orden del Día de la Junta, la exclusión de Campofrío de las bolsas de valores españolas. Sigma Alimentos y WH Group tienen conjuntamente una participación del 98,3% en Campofrio Food Group.

Durante la Junta, que aprobó las cuentas y el informe de gestión correspondientes al ejercicio 2013, Pedro Ballvé puso énfasis en el horizonte de progreso que se abre para Campofrío Food Group con el cambio accionarial, que confiere estabilidad y crea sinergias; y a tenor del plan estratégico ejecutado por la compañía en los dos últimos años, que está mejorando gradualmente la eficiencia y rentabilidad de toda su operativa.

“Tenemos la certeza de que nuestros nuevos accionistas, como también verdaderos socios industriales, asegurarán la senda de progreso y consolidación de Campofrío en los próximos años. Estamos ejecutando un plan de transformación por el que Campofrío se encuentra en una posición competitiva más favorable que nunca. Esto, sumado a las posibilidades de acceso a mercados internacionales como Asia y América, donde nuestros accionistas son líderes, vislumbra el aprovechamiento de sinergias muy favorables para que Campofrío inicie una nueva fase de crecimiento, que debería resultar en un incremento de nuestra actividad en todos los ámbitos", explicó Ballvé.

“No me cabe duda de que hemos atraído a estos dos grandes socios estratégicos porque Campofrío ha sabido transformarse en un líder sólido, más competitivo, que ha demostrado su capacidad de responder al contexto macroeconómico y a las tendencias de consumo cualquiera que sea la coyuntura económica. Dejamos el parqué, pero continuamos nuestro proyecto empresarial con más músculo para reforzar nuestra identidad y capacidades y apuntalar el crecimiento desde nuestra esencia”.

La Junta aprobó también esta mañana la composición del nuevo Consejo de Administración, que estará formado por siete miembros y presidido por Pedro Ballvé. Todos los consejeros ocupan los más altos cargos en cada una de sus compañías. Por parte de Sigma, que pertenece al grupo Alfa, son cuatro: Armando Garza Sada (presidente del Consejo de Administración de Alfa), Álvaro Fernández Garza (director general de Alfa), Mario Humberto Páez González (presidente de Sigma) y el propio Pedro Ballvé. Por parte de WH Group son tres consejeros: Wan Long (presidente de WH Group), Jiao Shuge (vicepresidente, deputy chairman, de WH Group) y Charles Larry Pope (presidente de Smithfield Foods).

En el accionariado de Campofrío Food Group participan Sigma Alimentos, con un 61,4% y WH Group, con un 36,9%. Pedro Ballvé participa de forma indirecta a través de Sigma, con un 4,46%.

Campofrío y sus accionistas han creado un área de Integración y Sinergias para explorar y promover de formapermanente la “optimización de la integración y potenciales sinergias”, según Ballvé. Entre algunas de las áreas de generación de valor para las tres partes figurarían, entre otras, el aprovechamiento de economías de escala –por ejemplo en el abastecimiento de materias primas o en logística–. Además, las ventajas naturales derivadas de las mejores prácticas de los tres grupos en las áreas de mercadotecnia, especialización de los centros de investigación y desarrollo, procesamiento, empaquetado o distribución.