Los críticos de Rousseff la acusan de encubrir el verdadero alcance del déficit presupuestario del país, arrastrando su economía a su peor recesión desde la década de 1930.
Lea también: Suspenden el proceso de destitución de Dilma Rousseff en Brasil
El proceso de destitución probablemente habría obligado a Rousseff a dejar el poder, al menos temporalmente, en manos del vicepresidente Michel Temer, visto con buenos ojos por los mercados para administrar la economía y los problemas del país.
El índice BVSP Bovespa de la bolsa de Brasil, que cerró con un -1,3%, a 51.009 puntos, llegó a caer hasta un 3%, pero redujo su caída un poco ya que los inversores consideran que esta decisión sólo retrasa el proceso de eliminación de Rousseff, que sigue siendo muy impopular en Brasil. Mientras tanto, el dólar estadounidense se disparó más de un 4% frente al real brasileño, tocando su nivel intradía más fuerte frente a la moneda en un mes.
Lea también: Dilma pide que sea el pueblo de Brasil quien la juzgue
El proceso de destitución seguirá siendo turbulento e incierto
"Es sólo un retraso en la medida", ha dicho Win Thin, estratega de divisas de los mercados emergentes de Brown Brothers Harriman, en referencia a la decisión de la cámara baja. "Las cosas no siempre van bien en Brasil", "El mercado estaba descontando un proceso de destitución fácil y esto no está sucediendo", ha agregado Thin.
"El proceso de destitución seguirá siendo turbulento e incierto", Enestor dos Santos, principal economista de BBVA, "Esto es una decepción. El mercado quiere saber cómo será el proceso".

Lee además:
El vicepresidente de Brasil Michel Temer se prepara para sustituir a Dilma Rousseff
El PMDB retira el apoyo a Rousseff: podría provocar su caída y hacerse con la presidencia