El gestor de la bolsa es el valor más alcista de los primeros compases de esta sesión. Rebota y va camino de recuperarse de la tremenda vela bajista que dejara el pasado 8 de junio. Al parecer, los soportes han funcionado. 
 
BME acumula en el último trimestre una caída superior al 10% dentro de la bolsa que él mismo gestiona. Los expertos coinciden en la debilidad del valor desde el pasado mes de marzo y ahora la duda se plantea de cara al próximo 23 de junio, momento en el que el título abandone el selectivo de la bolsa española, y se englobe en la amalgama de valores que supone el mercado continuo. Su lugar ya tiene sustituto: o Acerinox o Aena.

La cuestión es que Bolsas y Mercados acumula tres sesiones (con la de hoy) tratando un rebote, aunque no lo había conseguido con tanta fuerza hasta la sesión de hoy en la que busca ya la zona de 37,30 euros por acción.  "El precio encuentra en 34 euros multitud de referencias clave de soporte, como son el paso de la directriz alcista desde 2013, la normalidad correctiva desde ese año y la zona de máximos del año pasado, ahora soporte", reconocía esta semana Eduardo Faus, de Renta 4. Por debajo, nos dice Gabriela Vara, responsable de CFDs y divisas de de Andbank, habría que controlar la zona de 31,60 euros.



Y no sólo eso: hablamos de una importante sobreventa vivida por el valor en las últimas semanas que hace pensar en un posible rebote. A pesar de ello, para la confirmación de vuelta a la fortaleza habría que esperar, comenta Marc Ribes, cofundador de Blackbird, a que "el precio girase por encima de la línea de tendencia que pasaría por encima de 40 euros".

Y mientras tanto, ¿qué hacen los fieles de valores seguros y con dividendo? Básicamente comprar. Juan March, consejero con representación en Corporación Financiera Alba, ha desembolsado más de 18,5 millones de euros en adquirir casi medio millón de títulos de BME, lo que supone la adquisición de cerca de un 0,6% del capital de la operadora de la bolsa española. (Ver: Los ‘insiders’ se hacen fuertes en BME, OHL y Telefónica)

Entre las casas de análisis que siguen al valor se encuentra extendida la idea de que BME no es una de las mejores opciones a tenor de que más de la mitad de las recomendaciones apuesta por vender, frente a sólo un 35% que considera que es momento de incorporarlo a cartera



BME BRÓKERS