Bankinter registró un beneficio neto de 205,1 millones de euros hasta septiembre, lo que supone un incremento del 31,6% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.


Además, la entidad presidida por Dolores Dancausa destaca de registrar una mejora de todos sus márgenes.

El beneficio antes de impuestos de Bankinter se situó en 293 millones hasta septiembre, lo que supone un avance del 38,8% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.

La tasa de morosidad se situó en el 4,96%, frente al 4,99% del mismo periodo de 2013, lo que supone alcanzar el nivel más bajo del sector. Paralelamente, siguen disminuyendo las entradas netas en mora y fallidos, con lo que ello supone de menor dotación a provisiones. En esa misma línea, Bankinter ha vuelto a reducir un trimestre más su cartera de activos adjudicados, cuyo valor bruto es de 593,5 millones de euros, un 7,8% inferior respecto al dato de un año atrás. Esta cartera cuenta con una cobertura del 40,4%, superior en un 7,6% a la de hace un año.

Bankinter ha acordado distribuir un dividendo de 0,027 euros brutos el próximo 1 de noviembre, en lo que será el tercer dividendo que paga la entidad a cuenta de los resultados del ejercicio 2014. El importe neto del dividendo a percibir por los accionistas será de 0,021 euros, una vez realizadas las correspondientes retenciones fiscales.

Por lo que se refiere a la solvencia, Bankinter alcanza al cierre del tercer trimestre un ratio de capital del 12,3%, según los criterios de Basilea III.

En cuanto a la dependencia del Banco Central Europeo se reduce hasta los 2.700 millones de euros, cuando hace un año los fondos tomados al BCE alcanzaban los 7.000 millones.