La banca lleva en general más de 5 años pasando por su particular via crucis en bolsa, pero después del estallido de la burbuja inmobilaria, parece que los números empiezan a sonreír a los bancos españoles.


 
El Sabadell está en muchas quinielas para ser uno de los actores en la más que probables olas de fusiones de la banca mediana y tiene un ambicioso plan de expansión que es atractivo para los analistas.

 

 
Cada vez hay más casas de análisis que están dando potencial de subida en bolsa al Banco Sabadell y parece que técnicamente está aguantando el suelo actual de mercado.