MADRID, 16 JUL. (Bolsamania.com/BMS) .- Fitch y Moody's también se han pronunciado sobre la entidad portuguesa.

Standard and Poor's ha rebajado este miércoles la calificación de Banco Espirito Santo (BES) en dos escalones, hasta “B-” desde “B ”, siempre dentro del grado de “bono basura”. Se trata del segundo recorte en menos de una semana.
La agencia explica esta reducción en el aumento del riesgo después de que Portugal Telecom haya informado de que el Grupo Espirito Santo no le había reembolsado unos 900 millones de euros en pagarés en el día en que vencía dicha deuda.
Por su parte, Fitch ha asegurado que el riesgo en la entidad se mantiene, pero está contenido. En concreto, considera que los riesgos directos para el resto de grandes bancos lusos son “limitados”. Sin embargo, ha advertido, "es posible que se mantenga la volatilidad de los costes de financiación hasta que la situación de Grupo Espirito Santo se clarifique y se resuelva".
Asimismo, recordemos que el viernes Moody's rebajaba el rating de Banco Espirito Santo (BES) en tres escalones hasta “B3” desde “Ba3”, siempre dentro de la “nota” que agrupa a las inversiones altamente especulativas o “bonos basura”. La perspectiva, destacaba la firma, se mantiene en revisión negativa para futuros recortes.
S.C.