En medio de la incertidumbre bursátil ante una posible vuelta a máximos o el retorno a la corrección, hay diez factores que introducirán mayor voaltilidad en la renta variable. ¿Cuáles son?
 
Álex Fusté, economista jefe de Andbank, identifica estas diez situaciones como 'clave' en el devenir de las bolsas: 


1. Estados Unidos y la subida de tipos
La Reserva Federal se aleja de la subida de tipos de junio. Una andanada de datos económicos flojos han corroborado la opinión de que la economía se desaceleró en el primer trimestre, con una dinámica alicaída de cara al segundo. Eso ha sembrado dudas dentro de la Reserva Federal sobre cuándo empezar a subir los tipos a corto.

Desde Andbank, prevén que el tipo de los fondos federales no se moverá en junio. El dólar permanecerá contenido y las rentabilidades de los bonos del Tesoro en mínimos de 6 meses. La renta variable estadounidense tiene sólidos apoyos.


2. Eurozona: todo bajo control
Las previsiones de PIB para la zona euro mantienen un ritmo ascendente. Estamos en una recuperación cíclica en la que el consumo desempeña el papel clave. Tanto las encuestas empresariales como de consumidores apuntan a que la dinámica positiva continuará.


3. Las compras del BCE avanzan
Los datos de las compras de activos muestran un estricto cumplimiento de los objetivos de volumen (siendo especialmente ambicioso en la compra de vencimientos a largo plazo en los activos periféricos). El BCE resta importancia a los problemas de escasez.


4. El crecimiento de la 'Asia emergente'
Crecimiento constante durante los próximos dos años. La mayoría de las economías emergentes de Asia registrarán un crecimiento aceptable los dos próximos años.

Estos países no tienen grandes desequilibrios externos, están bien posicionados para beneficiarse del sólido crecimiento en Estados Unidos, se benefician enormemente de los menores precios del petróleo y sus controladas tasas de inflación conllevan que sus políticas monetarias se mantendrán acomodaticias.


5. China, "el arte del equilibrio"
La rebaja de tipos por el Banco Popular de China ayuda a reducir el servicio de la deuda del 14% al 13% del PIB. El 1 de mayo se puso en marcha el seguro de depósitos. La liberalización propiciará una mejor gestión de la riqueza familiar. Luz verde para la iniciativa “Un cinturón económico, una ruta”.


6. Japón: ¿para cuándo el fin de los estímulos?
¿Está próxima a sus límites la estrategia de expansión cuantitativa y cualitativa (QQE)?, se pregunta Fusté. Se ha debatido mucho sobre el potencial de volatilidad en los mercados de deuda pública japonesa. De hecho, los volúmenes de negociación de dicha deuda están en mínimos de once años y la volatilidad en máximos de 2 años.

Las empresas poseen reservas de tesorería "intocables", a veces de hasta el 90%. Algunos analistas achacan esta dinámica a la prudencia provocada por el hundimiento de Lehman. Los inversores extranjeros vuelven a ser compradores netos (en máximos de 8 años). En ese sentido, Japón supera a China como el mayor poseedor de valores del Tesoro de Estados Unidos, pese a crecer mucho menos que China.


7. Brasil ignora un dólar fuerte
La revalorización de la divisa estadounidense no vaticina una reedición de las crisis latinoamericanas. La deuda externa es ahora mucho menor y su estructura es menos preocupante, ya que el 90% tiene un vencimiento a largo plazo. Además, pueden utilizar las reservas de divisas acumuladas durante la última década (15% del PIB de Brasil).

Seguimos confiando en que el Gobierno conseguirá un superávit fiscal primario del 1,2% del PIB en 2015, y de casi el 2% en 2016. Los flojos datos económicos reducirán los ingresos fiscales, pero también los gastos (un porcentaje de los gastos está vinculado a los ingresos fiscales). La mayor inflación debería impulsar los ingresos fiscales. El 82,4% de las medidas fiscales no depende del Congreso.


8. ¿Seguimos sobreponderando las bolsas?
En general, recomendamos mantener la exposición (neutral-sobreponderada) en mercados de renta variable:
 
- Se decantan por la eurozona, aunque dicen igualar el peso con Estados Unidos.
- En el mercado español, apuestan por small caps.
- Y se centra en las bolsas de Asia-Pacífico, excluido Japón, India, China y México.

 
9. ¿Y el mercado de bonos? 
Sus recomendaciones pasan por: 
 
- 'Mantener'  en cartera bonos del Tesoro estadounidense a 10 años y 'acumular' con rentabilidades al 2%.
- En lo que respecta a la deuda pública alemana, la recomendación es de venta a la espera de ver  unas rentabilidades del 1% para comprar Bunds.
- En deuda periférica: 'mantener' una posición de duración larga en países periféricos hasta que las rentabilidades sean inferiores al 1%.
- La deuda de mercados emergentes todavía ofrece valor, en opinión de la gestora. De los denominados en divisas fuertes preferimos Brasil y México. En moneda local, las emisiones con rendimientos reales en los vencimientos a 10 años por encima del 2,66% (Turquía, India,Malasia, Brasil y México).

 
10. Materias primas
El nuevo ritmo estructural de producción de la industria pesada china es ahora inferior a lo que preveíamos (7% vs 10%), y es coherente con una disminución del 10% del precio de las materias primas.

Asimismo, los reguladores chinos tomaron medidas contra el uso del cobre como garantía. Estiman, además, que el petróleo ligero Texas se situará en los 40 dólares antes del verano.