MADRID, 18 JUN. (Bolsamania.com/BMS) .- El temor a una burbuja es una constante. Las constantes subidas en las bolsas que se prolongan desde hace ya dos años y la tajante rebaja en los tipos de interés son el caldo de cultivo para la sobrevaloración artificial de activos. Son muchas las voces que alertan sobre este fenómeno y a ellas se ha sumado hoy la del presidente de la patronal bancaria española. José María Roldán, que es además exdirector general de Regulación y Estabilidad Financiera del Banco de España, ha advertido sobre la generación de burbujas en áreas concretas de activos reales y, en este sentido, ha indicado que el sector inmobiliario es especialmente proclive a ello.

El presidente de la Asociación Española de Banca (AEB) descarta que esa nua nueva burbuja del ladrillo se hinche España, “pero hay que pensar en las consecuencias de bajos tipos de interés que no encajan con necesidades de algunas economías”. Además, este escenario de bajos tipos se va a prolongar, según Roldán.

Bajo el título de “Los nuevos retos de la banca”, Roldán ha indicado tras su ponencia que otro de los efectos perniciosos que hay que controlar en estos momentos son los derivados de las reformas combinadas. Se refería Roldán a la regulación que se le impone a sector bancario. Roldán considera que hay que ir finalizando el proceso de reestructuración de la banca para darle estabilidad. No obstante, Roldán cree que “la siguiente crisis no vendrá probablemente de la banca, sino de otros servicios financieros”.

Uno de los mayores riesgos para Roldán reside en el sistema financiero en la sombra, concepto del que dice que no es peyorativo, pero “son intermediarios que no son bancos pero operan con riesgo de crédito, actividad cuasi bancaria por instituciones que no son bancos”. Roldán advierte que ni siquiera hay datos sobre este peligroso shadow banking.

M.G.