La farmacéutica Almirall ha desembolsado un millón de euros a la compañía holandesa Mercachem para que lleve a cabo el desarrollo de un fármaco en fase preclínica para el tratamiento de la piel. La familia Gallardo está centrando su negocio últimamente en torno a la dermatología.
 
Almirall financiará las investigaciones de Mercachem en nuevas terapias y también se hará cargo de actividades de preclínica, clínica, regulatorias y comerciales. El director de la compañía catalana, Thomas Eichholtz, ha asegurado que el acuerdo “abre una categoría totalmente nueva de dianas farmacológicas con gran interés para la dermatología”, informa el diario Expansión. Mercachem recibirá un pago de 1 millón de euros inicialmente y además tendrá el derecho de recibir pagos por hitos de desarrollo, hasta alcanzar los 5,5 millones de euros.