Akihiro Sawa, analista líder de Japón, ha realizado la siguiente propuesta. Resalta la importancia de mantener y mejorar las tecnologías de energía nuclear de Japón para sus futuras políticas energéticas en una atmósfera controvertida sobre la interrupción de la generación de energía nuclear tras el accidente nuclear de Fukushima Daiichi.

 

Existe un gran debate en Japón sobre el cese en la generación de la energía nuclear en Japón. Tras el accidente nuclear en Fukushima Daiichi, muchas personas, desde el primer ministro a ciudadanos de a pie, se han visto persuadidos emocionalmente con la idea de cesar la energía nuclear. Los futuros debates sobre la revisión de las políticas de energía nacionales en Japón se verán afectadas sin duda por los llamamientos unilaterales de interrupción de la energía nuclear, pero en un momento crítico como este, se deben proponer opciones de políticas realistas para impulsar un debate objetivo y racional.

Creo que Japón debe "mantener y mejorar sus tecnologías de energía nuclear" y propongo nuevas formas en las que el país lo puede conseguir. Aunque los debates actuales parecen ignorar esta cuestión, "mantener y mejorar las tecnologías de energía nuclear" es absolutamente necesario, incluso si el gobierno decide después interrumpir totalmente la generación de energía nuclear. Por el contrario, no es una exageración afirmar que dichas tecnologías son esenciales para avanzar con esta política.

Las razones por las que creo que es importante que Japón mantenga y mejore sus tecnologías de energía nuclear son las siguientes.

En primer lugar, si dichas tecnologías han carecido del I+D necesario debido a dificultades para reconocer sinceramente la presencia de riesgos potenciales, el accidente nuclear de Fukushima Daiichi ha roto este tabú.

En segundo lugar, Japón necesita garantizar la operación segura de las centrales de energía nuclear existentes, ya que muchas seguirán en servicio en la actualidad incluso si el gobierno decide oficialmente reducir la dependencia de Japón de la energía nuclear.

En tercer lugar, con toda certeza, la generación de energía nuclear se expandirá en todo el mundo a medida que los países emergentes inicien y aceleren proyectos de energía nuclear. Japón debería contribuir a la seguridad nuclear en todo el mundo mediante la transferencia de sus tecnologías de energía nuclear tras la incorporación de las lecciones tecnológicas y operacionales aprendidas del accidente de Fukushima Daiichi.

 

Seguirán realizándose peticiones por el desagravio del accidente nuclear y condenándose las tecnologías de energía nuclear como inaceptables. No obstante, las centrales nucleares existen en la realidad y el combustible consumido ya se está reprocesando. Por tanto, debemos comprender que condenar o cesar las tecnologías nucleares podría en realidad suponer una amenaza para la seguridad.

Para más información sobre The 21st Century Public Policy Institute y el International Environment and Economy Institute (NPO), visite los siguientes sitios web oficiales:

 

The 21st Century Public Policy Institute: http://www.21ppi.org/english/index.html

International Environment and Economy Institute (NPO): http://ieei.or.jp/

 

 

(Fuente)

Revista mensual Shincho 45, publicación de octubre (primera aparición)

*El texto original completo está disponible en la revista mensual Shincho 45, publicación de octubre

 

Fotos/Galería multimedia disponible: http://www.businesswire.com/cgi-bin/mmg.cgi?eid=50030809〈=en

"El comunicado en el idioma original, es la versión oficial y autorizada del mismo. La traducción es solamente un medio de ayuda y deberá ser comparada con el texto en idioma original, que es la única versión del texto que tendrá validez legal".