La actividad del sector privado en la eurozona experimentó en diciembre una relativa mejoría al alcanzar los 48,3 puntos, su nivel más alto en tres meses, según refleja el Índice Compuesto de Actividad (PMI) elaborado por Markit.

Aún así, el indicador compuesto de la zona euro acumula cuatro meses por debajo del umbral de los 50 puntos. Una lectura del indicador por debajo de este nivel implica una contracción de la actividad.

Entre las cuatro mayores economías de la eurozona, la actividad total en Alemania subió a 51,3 puntos, su nivel más alto en cuatro meses, mientras en Francia se situó en 50 puntos, su mejor resultado en tres meses. Sin embargo, en el caso de Italia y España, a pesar de que el dato es el mejor de los dos y tres últimos meses, sigue mostrando una acusada contracción, al alcanzar los 44,2 puntos en el caso de Italia y los 42,1 puntos en el de España.