Los costes laborales de Estados Unidos subieron un 2,8% en el cuarto trimestre del año, según el dato definitivo publicado hoy por el Departamento de Empleo. El dato es muy superior al descenso del 2,1% que se registró en el tercer trimestre.
 
Además, la cifra es mejor de lo esperado: los expertos consultados por Bloomberg calculaban que el indicador repuntaría el 1,2%.

De hecho, el Departamento de Empleo ha revisado hoy al alza la cifra, desde el 1,2% que se publicó en un inicio.