A pesar de los malos datos macro y la falta de acuerdos por parte del G20 que ayuden a suavizar la crisis mundial, los encargados de impulsar hoy los índices norteamericanos eran las empresas. Wall Street hace un guiño a los acuerdos y fusiones de compañías y comienza en verde la semana. El Dow Jones sube un 0,15% hasta los 9.679,86 puntos, el 0,63% y el S&P 500 un 0,51%
La semana financiera no comienza con buenas noticias macro en EE.UU. hoy se ha hecho público el índice de actividad empresarial de la Fed, el cual, mostró un descenso del 0,90% en agosto, frente al 0,56% de julio. Aún así, el promedio variable de tres meses aumentó a -1,09%, frente al -1,61% de julio. Según algunos expertos, esta caída demostraría que la rama empresarial norteamericana todavía está convaleciente de la crisis, acallando los gritos de victoria de muchos que confiaban en que su sistema industrial ya estaba sanado por completo.

Con respecto a la cumbre del G20 que finalizó el viernes en Pittsburg, no se sacó nada en claro. Pese a los supuestos empeños de los gobiernos por llegar a algún acuerdo que suavizara la situación financiera y laboral internacional, el pacto no ha llegado. Así pues, las palabras de aquellos escépticos que decían que estas reuniones sólo sirven para hacerse una bonita foto, se han confirmado.

Pero los inversores hoy dejaban de lado estas noticias y se animaban a invertir ante el candente panorama que están dejando las empresas estadounidenses. Este fin de semana la prensa londinense recogía que Kraft Foods podría presentar una opa hostil sobre Cadbury, en la cual valoraría al grupo de alimentación británico en 11.000 millones de libras. Este rumor llega cuando Cadbury aún está esperando que Kraft le presente una nueva propuesta mejorada. Los accionistas de la chocolatera inglesa hoy recogían beneficios ante el temor a que esta opa se confirme, haciendo descender al valor un 0,65%, mientras que las de Kraft subían un 0,11%.

Xerox ha llegado a un acuerdo por la compra de Affiliated Computer Service. El proveedor estadounidense pagará 6.400 millones de dólares pero la adquisición le llevará a triplicar sus ingresos por servicios. Hoy ACS se disparaba en bolsa un 16,13% y Xerox se desplomaba un 13,39%.

Otra empresa estadounidense que se ha animado a salir de compras es Johnson & Johnson, que se hará con un 18% de la compañía biotecnológica holandesa Crucell NV, en el marco de un acuerdo para colaborar en el tratamiento y la prevención de la gripe. J&J pagará 301,8 millones de euros por un total de 14,6 millones de acciones nuevas de Crucell. La farmacéutica americana hoy subía un 0,53% en el NYSE mientras que Crucell caía un 6,16% en el Nasdaq.