Estados Unidos amanece con una nueva alegría desde el lado del empleo. Parece que esperó hasta que Ben Bernanke anunciara un QE3 para comenzar a remontar el vuelo. No obstante, el comercio contradice esta buena tendencia en base a dos datos relativos al déficit y al precio de importación. En todo caso, pesa el empleo y la bolsa neoyorquina abre por primera vez en positivo en lo que va de semana con el Dow Jones repuntando un 0,39% al borde de los 13.400 puntos. El par euro/dólar vuelve al nivel del 1,29.

Tras los primeros compases de sesión, incrementa especialmente sus ganancias el tecnológico Nasdaq que ya avanza un 0,7% hasta los 3.073 puntos.
El Dow Jones de industriales avanza otro 0,32%, mientras que el S&P 500 hace lo propio al alza otro 0,59% en los 1.440 enteros.

El mercado estadounidense rebota, entre otras cosas, gracias al buen dato de desempleo, segundo en una semana. Según las cifras que ha publicado hoy el Gobierno, las peticiones semanales de subsidio por desempleo cayeron en 30.000 solicitudes en la semana que finalizó el pasado 6 de octubre, hasta un total de 339.000 peticiones. Es el nivel más bajo que se registra desde febrero de 2008.

El dato es mejor de lo previsto por los expertos. Los analistas consultados por Bloomberg esperaban de media que las peticiones semanales subieran hasta las 370.000.

Por contra, hay dos datos macroeconómicos que vienen a compensar el buen dato de desempleo.
De un lado, la balanza comercial de Estados Unidos registró un balance negativo de 44.200 millones de dólares en agosto, frente a un déficit de 42.500 millones de julio, cifra esta última corregida desde una primera estimación de 42.000 millones. Los analistas consultados por Bloomberg esperaban de media un déficit comercial de 44.000 millones de dólares.

Asimismo, los precios de importación de Estados Unidos subieron un 1,1% en septiembre respecto a agosto, cuando repuntaron también un 1,1%. En comparación con el mismo mes del año pasado, los precios descendieron un 0,6%, tras una caída interanual del 1,9% en agosto. Los analistas consultados por Bloomberg esperaban de media un alza mensual del 0,7% y una caída interanual del 1,3%.

Entre las compañías que se han confesado ante el mercado, Fastenal ha anunciado un beneficio por acción de 0.37 dólares, en línea con las previsiones, con unos ingresos que fueron de 802.5 millones de dólares en el tercer trimestre, por debajo de las previsiones.

En el plano corporativo, General Motors ha anunciado que lanzará 13 nuevos modelos de Chevrolet en 2013 en tanto que hoy Dahlman Rose ha iniciado la cobertura sobre el sector petrolero. En concreto, recomienda comprar Exxon Mobil con un objetivo de 100 dólares mientras que en Chevron inicia la cobertura con mantener.

Pendientes también de ver cómo cotizan JP Morgan Chase y Wells Fargo, que mañana serán los que se confiesen ante el mercado.