Después de los malos datos macro de ayer que, paradójicamente, hicieron que Wall Street subiera, hoy los inversores siguen comprando, apoyados en que la Fed no retirará prematuramente sus estímulos económicos mientras la economía estadounidense siga dando esas señales de flojera. Así pues, el Dow Jones sube un 0,14% hasta los 15.276 puntos, el S&P 500 un 0,21% y el Nasdaq un 0,23%. En el mercado de divisas, el euro-dólar roza el 1,31 y, en el de materias primas, el oro cede a 93,42 dólares.


Ayer los malos datos macro se transformaban en subidas en Wall Street. La razón es que los inversores, ante las muestras de flojera de la economía estadounidense, descuentan que la Fed tardará en retirar sus estímulos económicos. Además, mañnaa se conocerá el Libro Beige de este organismo, que arrojará luz sobre su hoja de ruta. Hoy los inversores cotizarán el dato de déficit comercial, que subió en abril hasta los 40.300 millones de dólares o un 8,5% desde una cifra revisada de 37.100 millones dólares del mes anterior, ya que las importaciones procedentes de China aumentaron después del final de una importante temporada de vacaciones en ese país. El consenso de los economistas encuestados por Briefing.com esperaba que el déficit comercial aumentara en 41 millones de dólares en abril, desde los 38.800 millones del mes anterior.

En el plano empresarial, atentos a los movimientos de General Motors. Las acciones de la compañía automovilística celebran con una subida del 1,95% la noticia de su regreso al S&P 500. La compañía, que fue expulsada de este índice tras su bancarrota en 2009, volverá a ocupar el espacio dejado esta misma semana.

Antes de la apertura Salesforce.com ha confirmado la compra de ExactTarget por 2.500 millones de dólares. Las acciones de Salesforce se desploman un 4,41%, mientras que las de la compañía adquirida se disparan un 52,66% hasta los 33,73 dólares.

Los inversores de FedEx celebran con una subida del 0,60% el anuncio del aumento de dividendo. La compañía anunció un dividendo de 15 centavos de dólar por acción, lo que supone un incremento de un centavo por título.

Las acciones de Zynga suben un 1,30%, a pesar de que el desarrollador de juegos en Internet ha anunciado su mayor ronda de despidos y advirtió sobre las débiles reservas para el actual trimestre, lo que plantea dudas en torno al intento de recuperación de la firma.