Ante los decepcionantes resultados del gigante del aluminio presentados ayer, Estados Unidos prefiere unirse al viejo continente que vive un auténtico rally de ganancias ante el discurso de Duraõ Barroso sobre la banca. Y mientras los inversores viven pendientes de sacar algo más en claro tras la publicación de las actas de la FED tras la reunión en la que se dio luz verde a la 'Operación Twist'. El euro consolida su fortaleza frente al dólar ya por encima del 1,38.

Al cierre de ayer, Alcoa dio el pistoletazo de salida a esta tanda de resultados empresariales con decepcionantes números en su balance. Pese al aumento del beneficio por acción, que se situó en 15 centavos por acción, quedó lejos de los 22 centavos que esperaba el mercado.

Hoy toca el turno a PepsiCo Inc que ha superado a los analistas mejorando previsiones. Obtuvo 2.000 millones de dólares de beneficio neto (1,25 dólares por acción, un céntimo por encima de lo pronosticado por los expertos) registrado a cierre del tercer trimestre del año. Host Hotels and Resorts Inc también presentará sus cuentas. Especial atención despiertan las acciones del fabricante de la Blackberry, RIMM, cuyos títulos subieron ayer un 5% dentro del Nasdaq y veremos que sucede con la cotización de sus títulos después de que por tercer día consecutivo sigan los problemas para los usuarios de este dispositivo en medio mundo.

Del lado macroeconómico, los ojos estarán puestos en el dato de ventas minoristas del mes de agosto y sobre el número de solicitudes de hipotecas semanal. Y cuidado porque podría haber sorpresa en la publicación de las actas de la última reunión de la FED durante la que se aprobó la denominada -y segunda- 'Operación Twist'.

Con todo esto y pendientes de lo que decida Europa, los tres índices han moderado ligeramente sus ganancias desde la preapertura. El Dow Jones de industriales suma un 0,60%, hasta los 11.486 puntos; el tecnológico Nasdaq es el indicador que más sube -más del punto porcentual y se coloca en los 2.610 enteros; mientras que el S&P 500 va camino de firmar su sexto día consecutivo de ganancias, algo que no hacía desde siete años atrás, con subidas cercanas al 1% y que le coloca ya por encima de la cota de los 1.200.

La posible solución a la crisis de deuda europea aúpa al euro por encima del 1,38, una escalada triunfal desde hace una semana para la moneda comunitaria gracias a las decisiones impulsadas por la canciller Merkel.

Mientras tanto el oro suma enteros y se coloca por encima de los 1.680 puntos gracias al rebote del 1,47% que registra a esta hora y el oil Texas, por su parte, subiendo también se mantiene por encima de los 82 dólares el barril.