La sangría se extiende al mercado americano dado que ni tan siquiera el ADP, dato de empleo del sector privado, ha conseguido sorprender en positivo a la bolsa neoyorquina. Las ventas, por tanto, priman en Wall Street especialmente sobre el Nasdaq que cede más del punto porcentual. El euro pierde terreno frente al dólar hasta el 1,31. 

Ojos que no ven…ya se sabe. La publicación del informe sobre la última reunión de la Reserva Federal del mes de marzo no ha gustado nada a los inversores estadounidenses que ven cada vez más lejano un nuevo plan de estímulo a la economía. De los “varios” miembros de la FED partidarios de un QE3 se ha pasado a tan sólo un “par” de ellos, con lo que no es previsible que en el medio plazo Ben Bernanke sorprenda a los mercados dando a imprimir a la máquina de papel.

Los tres principales indicadores ceden en la apertura de Wall Street por encima del 0,80%. El Dow Jones de industriales recorta enteros hasta los 13.085 puntos con una caída del 0,86%. Por su parte, el S&P 500 se juega los 1.400 enteros con un recorte muy similar y haciendo olvidar la revalorización superior al 12% que ha vivido en lo que llevamos de 2012.

El tecnológico Nasdaq, ojito derecho de los analistas, es el selectivo que más sufre las ventas en este miércoles con un desplome del 0,91% que le lleva hasta los 3.085 puntos.

El dato que podría haber reactivado a la renta variable estadounidense y que finalmente no lo ha hecho era el correspondiente al ADP del mes de marzo que se ha mostrado en línea con las previsiones. Las empresas estadounidenses crearon 209.000 puestos de trabajo a cierre del mes pasado, especialmente destacado en el sector servicios. Supera, además, a la previsión de los analistas consultados por Bloomberg que esperaban un crecimiento de 206.000 nuevos puestos de trabajo. Aún así, el dato es ligeramente inferior a febrero cuando se registraron 216.000 trabajadores.

En terreno empresarial, Yahoo acaba de anunciar más de 2.000 trabajadores, lo que representa el 10% de la plantilla total. Cesiones para AT&T que podría sufrir una protesta laboral este mismo domingo. Y General Electric, después de una rebaja de calificación por parte de la agencia Moody´s, sufre también en WS debido al “riesgo” que supone su división financiera.

Se dará a conocer, además, el número de solicitudes de hipoteca así como el dato correspondiente a los inventarios de crudo cuando el petróleo West Texas recorta hoy posiciones hasta los 103 dólares el barril. El oro, por su parte, rompe la correlación a la inversa con la renta variable y pierde también posiciones hasta los 1.620 dólares.

Más compañías. Justice Joldings, una firma de inversión londinense, pagará 1.400 millones de dólares para pagar un 29% de Burger King de su propietario 3G Capital Management LLC.

Además, continúan los problemas para las petroleras en Latinoamérica. El Gobierno de Brasil ha vuelto a lanzar un órdago a la estadounidense Chevron y a su socio Transocen al exigir a ambas entidades 20 billones de reales -10.900 millones de dólares- por el vertido de crudo descubierto el pasado 4 de marzo en la costa noreste de Río de Janeiro.