La bolsa de Nueva York ha comenzado la semana con sus tres principales índices en terreno negativo, ya que las dudas se ciernen ante un posible default de Estados Unidos. El Dow Jones ha bajado un 0,70% hasta los 12.592,80 puntos, mientras que el Nasdaq ha retrocedido un 0,56%. El S&P500 está en los 1.337,43 enteros, tras caer un 0,56%. En el mercado de materias primas, el West Texas cotiza en 99,15 y en el de divisas el euro se cambia por 1,43 dólares.


Wall Street ha cerrado la sesión con bajadas en sus tres principales índices. Uno de los valores más castigados al cierre ha sido RIM, fabricante de Blackberry que ha caído un 4,44% hasta los 26,67 dólares por acción. La compañía ha sido una de las protagonistas del lunes al conocerse que recortará 2.000 puestos de trabajo, ya que sus ventas han bajado y a que está perdiendo cuota de mercado.

Otro fabricante de teléfonos inteligentes, Samsung, le está comiendo terreno a Nokia y a Apple y, según la firma de investigación Strategy Analytics, las ventas de smartphones de Samsung podrían superar a las de Apple y Nokia. La empresa surcoreana ha caído un 0,4% en la bolsa de Seúl.

Hoy se ha conocido que Canon ha aumentado su previsión anual de beneficios tras saberse que las consecuencias del terremoto y el tsunami de Japón van a ser menores de lo esperado. Canon se ha apuntado un 2,05%.

También relacionado con los beneficios, los de Ford podrían descender como consecuencia del aumento de los costes de las materias primas y del desarrollo de nuevos vehículos. Las acciones de Ford han bajado un 1,05% y se sitúan en los 13,17 billetes verdes.

Por último, Netflix está en conversaciones con DreamWorks por los derechos de las películas para ofrecerlas en streaming. Las dos han cerrado al alza, la primera con un +1,79%, mientras que la segunda un 4,66%.