La bolsa neoyorquina se prepara para un puñado de datos macroeconómicos que tienen su anticipo en la confirmación de que el sector consumo tiembla: volvió a caer en junio por segundo mes consecutivo. Aún así, el Dow Jones abre con ligeras pérdidas del 0,15% hasta los13.053 puntos.Pfizer, la gran farmacéutica estadounidense, ha presentado un incremento de beneficios hasta los 0,43 dólares/acción, mientras repunta el euro/dólar en el 1,22, al igual que el oro y el oil Texas en momentos de bonanza para la renta variable estadounidense.

“El S&P 500 tiene un recorrido hasta los 1.420 puntos”, aseguraba ayer José Manzanares, director de Skipper Capital EAFI. Así, el índice de industriales trata de consolidar los 13.000 puntos y lo hace con pérdidas muy moderadas del 0,15% hasta los 13.053 puntos después de conocer los buenos datos de la farmacéutica Pfizer. La compañía ha anunciado unos beneficios en el segundo trimestre del año de 3.250 millones de dólares, o de 0,43 dólares por acción, frente a unas ganancias de 2.610 millones, o de 0,33 dólares por título, del mismo periodo del año anterior. La ganancia por acción ajustada de fue de 0,62 dólares en el segundo trimestre cuando los analistas esperaban una ganancia por acción de 0,54 dólares e ingresos por 14.870 millones de dólares, según Thomson Reuters.

Cuentas también de la petrolera BP que registró una pérdida de 1.400 millones de dólares en el segundo trimestre, mientras que para Aetna se esperan ganancias de 1,25 dólares por acción.

El tecnológico Nasdaq, consolidando soportes, se empeña en simular ser el selectivo más fuerte. Este martes abre con unas ganancias del 0,17% hasta los 2.951 puntos; mientras que el S&P 500, aún con recorrido por delante antes de enfrentarse a resistencias, cede un 0.02%, en los 1.382 puntos en la apertura.

La calma que se respira en Europa permite a los inversores estadounidenses centrar su atención en los datos macroeconómicos que se darán a conocer hoy, así como a la reunión que la FED celebrará mañana miércoles. Por el momento, el primer informe divulgado ha venido a confirmar que el consumo se ralentiza en Estados Unidos. Los ingresos personales en Estados Unidos subieron el 0,5% en mayo, según los datos difundidos hoy por el Departamento de Comercio, aunque los ciudadanos decidieron ahorrar más y gastar menos.

Así, en cuanto al consumo, el gasto de los estadounidenses cayó por segundo mes consecutivo, menos de un 0,1%, a pesar de la subida de los salarios. En mayo también descendió un 0,1%, después de revisar a la baja el dato anteriormente publicado en una décima. Los analistas consultados por MarketWatch esperaban un incremento del 0,1% en el gasto y del 0,4% en los ingresos.

El índice S & P / Case-Shiller
de precios de las viviendas, por su parte, arroja el menor descenso de los últimos 18 meses. El precio de las viviendas en las 20 principales ciudades estadounidenses subieron un 0,9% en mayo respecto a abril, cuando el alza fue del 0,7%, en datos ajustados.

En comparación con el mismo mes del año anterior, cayeron un 0,66%, según el índice S&P Case-Shiller. Los analistas consultados por Bloomberg esperaban de media una subida mensual del 0,4% y un descenso interanual del 1,4%.

Para el PMI manufacturero de Chicago se espera una bajada a 52,5 en julio, desde los 52,9 de junio.

El dólar aguanta frente al euro en el 1,22 al cambio y ganó terreno contra la libra esterlina y el yen japonés.

El petróleo para entrega en septiembre subió 30 centavos, a 90,08 dólares el barril.

Los futuros del oro para entrega en agosto subieron 4,90 dólares , a 1,624.60 la onza.