De nada importa en la apertura de la bolsa neoyorquina que las peticiones de subsidio de desempleo hayan caído a los mínimos de febrero. Hoy la actualidad está centrada en el Banco Central Europeo y su revisión a la baja del crecimiento previsto para la UE. Los tres principales índices se dejan del orden del 0,50% durante los primeros compases de negociación. El euro/dólar ya recorta posiciones hasta el 1,33 después de conocer la decisión de Mario Dragui.

Europa sigue marcando por el momento el ritmo del mercado americano. Wall Street abre en negativo a la espera de que la eurozona actúe para paliar la situación de crisis actual. El BCE ha rebajado según guión un cuarto de punto los tipos de interés hasta colocarlos en el 1%.

El Dow Jones se deja a esta hora un 0,36%, moderando pérdidas por tanto, hasta los 12.165 puntos. El tecnológico Nasdaq recorta un 0,38%, muy cerca de los 2.640 enteros, mientras que el S&P 500, clara referencia para el viejo continente, registra unas pérdidas muy similares y aguanta los 1.250 puntos.

El euro/dólar, que abría esta misma mañana en el 1,35 aún; ha plegado alas y cae ya hasta el 1,33 después de la decisión adoptada por Mario Dragui al frente del BCE, segunda ocasión consecutiva, sobre una rebaja de tipos de interés de un cuarto de punto porcentual hasta el 1%.

El dato macro por excelencia -y que en otras ocasiones- hubiera protagonizado titulares es el dato de peticiones de subsidio de desempleo, que cae y mucho además, hasta mínimos del mes de febrero y bate con creces la previsión de los analistas. La semana pasada registraron una caída de hasta 23.000 personas y se colocaron en los 381.000 peticiones, frente a las 393.000 esperadas por los analistas, y a las 404.000 peticiones de la semana anterior.