Los futuros de Wall Street cotizan con tendencia mixta minutos después de conocer la decisión del BCE de mantener el precio del dinero en el 1%- pero sin conocer aun las declaraciones de Mario Draghi en la rueda de prensa posterior. El Dow Jones sube un 0.2%, hasta los 12.826 puntos, en tanto que el S&P500 descuenta un 0.2% con lo que cotiza en los 1348 enteros. En el mercado de divisas, el euro en los 1.32 dólares.
Los futuros de Wall Street cotizan con signo mixto a la espera de interpreter las palabras de Mario Draghi, president del BCE en la rueda de Prensa posterior al anuncio de que mantiene el precio del dinero en el 1%. La clave estará en las pistas que dé sobre las operaciones de refinanciación de largo plazo (LTRO), previstas para finales de mes.

Las miradas de la sesión puestas en Cisco Systems que sube un 2.4% - hasta los 20.93 dólares – después de anunciar unos resultados del tercer trimestre que batirán a las expectativas del mercado. La compañía pronostica un crecimiento de entre el 5-7% en sus ingresos, con una perspectiva de ventas de entre 11.400 y 11.600 millones de dólares.  En lado contrario, los títulos de Groupon que ceden más del 7% - hasta los 22.70 dólares- pagando en bolsa las cuentas del último trimestre de 2011. La compañía perdió 42.7 millones de dólares, desde las pérdidas de 378.6 millones del año anterior, cuando los analistas esperaban que la compañía alcanzara beneficios.

PepsiCo ha anunciado un beneficio de 1420 millones de dólares en el cuarto trimestre, un 4% más respecto al mismo período del año anterior. Eso sí, la cifra estuvo por debajo de las previsiones de los analistas. Al tiempo que ha anunciado una reestructuración que supondrá un recorte del 3% de su plantilla global, lo que supone prescindir de 8.700 empleados, con el objetivo de ahorrar 1500 millones de dólares hasta 2014. Su homóloga Coca Cola anunció un beneficio por acción de 0.36 dólares, con unos ingresos que ascendieron un 5.5%, hasta los 1.890 millones de dólares. Ambas cifras, en línea con lo esperado.

Esta mañana Reuters publica que los acreedores de American Airlines estarían dispuestos a negociar una fusión.