El índice Dow Jones de Industriales cerró hoy con un alza del 0,9% una sesión en la que compensó parte de las perdidas del día anterior y que resultó favorable para bancos y empresas de materias primas, entre otros sectores. Ese indicador bursátil, que agrupa a algunas de las mayores empresas estadounidenses, avanzó 82,60 puntos y se ubicó en 9.217,94 unidades, en tanto que el selectivo S&P 500 ganó un 1,01% (9,94 enteros), hasta 989,67 puntos.
El mercado Nasdaq, donde se negocian numerosas empresas de tecnología e Internet, subió el 1,3% (25,08 unidades) y quedó en 1.955,92 enteros.

El ánimo comprador volvió al parqué neoyorquino después de dos sesiones bajistas y todos los sectores se beneficiaron del deseo de los inversores de hacerse con valores que se habían depreciado en los días anteriores. El sector de empresas de materiales básicos subió un 2,05% en su conjunto, el de equipamiento y maquinaria un 1,88% y el financiero un 1,76%.

Las acciones de American Express, que se apreciaron el 4,28%, y las de Alcoa, que se revalorizaron el 4,11%, encabezaron el avance entre las 30 empresas incluidas en el Dow, de las que sólo media docena cerraron en negativo.

JPMorgan subió el 2,38% y Bank of Amercia el 2,06%, en una jornada que fue también positiva para Caterpillar, el mayor fabricante mundial de maquinaria pesada, que subió un 2,64%, así como General Electric, cuyos títulos ganaron un 1,72%. Hewlett-Packard, que difundía resultados después de concluir la sesión, registró un alza del 1,97% en el valor de sus acciones, en tanto que Microsoft subió el 1,99% e Intel avanzó un 1,84%, entre otras empresas de tecnología.

Debilitamiento del dólar a favor del crudo


El debilitamiento del dólar ante el euro y otras divisas favoreció el encarecimiento del crudo y contribuyó al alza del sector de energía, que subió en su conjunto el 1,55%.

El precio del barril de crudo de Texas subió este martes un 3,65% en el mercado de materias primas y cerró a 69,19 dólares.

Wall Street mostró una tendencia al alza desde los inicios de la sesión, estimulado por algunos resultados trimestrales de empresas minoristas que superaron las expectativas de los analistas aunque siguen reflejando la cautela de los consumidores a la hora de decidir sus gastos.

Home Depot, la mayor empresa de tiendas de equipamiento para reformas en el hogar, anunció hoy un descenso del 7,2% en su beneficio del segundo trimestre fiscal y una merma del 9,1% en la facturación.

Sin embargo, revisó al alza sus perspectivas de ganancias en todo el ejercicio, lo que contribuyó a que sus acciones se revalorizasen el 3,14%.

Las acciones de las cadenas de tiendas Target y Saks subieron un 7,55% y un 6,92%, respectivamente, después de anunciar descensos en sus beneficios trimestrales menores de lo que se esperaba.

Otros datos relativos al sector de la construcción difundidos hoy revelaron que el ritmo de edificación de viviendas en Estados Unidos bajó en conjunto un 1% en julio y se situó en una tasa anual de 581.000 unidades, por debajo de lo que esperaban los economistas.

No obstante, la construcción de viviendas unifamiliares aumentó un 1% y acumula incrementos por cinco meses consecutivos.

También se conoció que los precios a nivel de productor bajaron en este país un 0,9% el mes pasado respecto del anterior, frente a un retroceso del 0,3% que se esperaba, según datos del Departamento de Trabajo.

La deuda pública estadounidense a 10 años bajaba de precio y ofrecía un rentabilidad del 3,51%.