Wall Street abre al alza a la espera del discurso del presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke en Berlín en el que podría ofrecer alguna pista sobre la previsible bajada de tipos la próxima semana. El mercado está descontando ya una bajada de 25 puntos básicos en la reunión del próximo 18 de septiembre. Así las cosas, en los primeros minutos de negocio, el Dow Jones de Industriales repunta un 0,72% hasta los 13.222 puntos, el tecnológico Nasdaq avanza un 0,81% hasta los 2.579 puntos mientras que el S&P 500 sube un 0,65% hasta los 1.461 puntos.
El principal mercado del mundo responde con alzas generalizadas a la posibilidad cada vez más cercana de que la Fed rebaje los tipos de interés en su próxima reunión del 18 de septiembre. La única duda es de cuánto será la rebaja. Diego Escribano, director de gestión de Fortis Banca Privada comenta, “el mercado descuenta una bajada de 25 puntos básicos de la Fed y también está descontado parcialmente 50 puntos básicos de bajada a lo largo del año y ahora algunos estrategas “luchan” por una bajada de hasta 75 puntos básicos. Obviamente, -continúa este experto- los estrategas más negativos con el mercado están forzando a que la bajada sea de 50 puntos básicos. Por lo tanto, hay una probabilidad del 90% de que se produzca una bajada de 25 puntos básicos”. Antes de la apertura se conocía que el Déficit Comercial se estrechó un 0,3% en julio hasta 59.200 millones de dólares, desde los 59.400 millones del mes anterior, debido al mayor incremento de las exportaciones en tres años. Las exportaciones se incrementaron en julio un 2,3%, la mayor subida desde marzo de 2004, hasta alcanzar 137.700 millones de dólares, gracias a las ventas de aviones, automóviles y equipamiento de telecomunicaciones. Las importaciones se incrementaron un 1,8%, también un récord. En el plano empresarial, destacan las alzas de Pepsico que sube un 1,27% hasta los 69,33 dólares después de una mejora de recomendación por parte de Goldman Sachs y la caída de Countrywide que cede un 1,39% hasta los 16,97 dólares después de anunciar ayer que recortará en 12.000 los puestos de trabajo por la crisis de las subprime.