La crisis de deuda en Europa sigue siendo la preocupación principal para los inversores de cara a esta semana y eso se refleja ya en los movimientos de pre apertura de Wall Street. Mientras en el Viejo Continente los parqués se desploman descontando un rescate de España e Italia, Wall Street no escapa a la corriente bajista.

No obstante, los inversores también seguirán atentos a los resultados empresariales de las corporaciones norteamericanas. A lo largo de la semana se conocerán las cuentas de UPS, AT & T, Ford, PepsiCo y Amazon. Si bien, casi todas las empresas que han reportado hasta el momento sus cuentas han cumplido con las expectativas, las previsiones de los analistas siguen apuntando a una caída de beneficios con respecto a la anterior campaña.

La falta de publicación de informes económicos de relevancia este lunes será suplica con las cuentas de McDonalds y Halliburton. Así pues, para McDonalds se prevé que reporte ganancias de 1,38 dólares por acción e ingresos de 6.950 millones, según un sondeo de analistas de Thomson Reuters.
De la petrolera Halliburton se espera que registre ganancias de 75 centavos por acción y 6.960 millones en ingresos.

Dos empresas tecnológicas debutaron en Wall Street el viernes por todo lo alto. Palo Alto Networks subió más de 30% después de fijar el precio de su OPV en 42 dólares - por encima de su rango estimado. Las acciones de la página web de viajes Kayak subieron más de un 30% después de estrenarse también a un precio por encima de su rango estimado, a 26 dólares por acción.

Monedas y materias primas: El dólar ganó terreno frente al euro y la libra esterlina, pero cayó frente al yen japonés.
El petróleo para entrega en agosto cayó 2,93 dólares, a 88,90 dólares el barril.
Los futuros del oro para entrega en agosto bajaron 11.90, a 1,570.90 la onza.
Bonos : El precio de los bonos del Tesoro a 10 años de EE.UU. subió, empujando el rendimiento hasta 1,41% desde el 1,46% del viernes.