Comienzo de semana en el que se prevén curvas en las principales economías mundiales. El Fondo Monetario Internacional acaba de dar a conocer su previsión de crecimiento para este año que rebaja hasta el 3,9% (desde el 4,1% anterior), según datos adelantados por Bloomberg.

Hoy los inversores estadounidenses estaban pendientes de diferentes indicadores, entre ellos, y quizás más importante, el dato de ventas minoristas correspondiente al mes de junio. Cayeron un 0,5% en tasa interanual, la mayor caída del indicador desde mayo de 2010 y supone, además, el tercer descenso consecutivo de este indicador. El espaldarazo a la confianza de los inversores es aún superior cuando el consenso de analistas estimaba un repunte del 0,2%.

De ahí, las cesiones en el mercado estadounidense donde el Dow Jones cede en la apertura un 0,33% hasta los 12.734 puntos, mientras que el S&P 500 y el tecnológico Nasdaq retroceden del orden del 0,20%, hasta los 2.902 enteros y 1.350, respectivamente.

En terreno macroeconómico, se ha dado a conocer asimismo el índice Empire State que repuntó en julio hasta los 7,39 puntos, desde los 2,29 del mes anterior y es un buen indicador para medir la salud del sector manufacturero neoyorquino. Los analistas, de hecho, consultados por la agencia Bloomberg esperaban una subida bastante más suave, de media, unos 4 puntos.

El protagonista a nivel corporativo de la jornada es Citigroup, tercer banco estadounidense por activos, que ha presentado unas ganancias a cierre del segundo trimestre del año de 18.600 millones de dólares, frente a los 20.600 millones del mismo periodo de 2011, lo que supone un descenso del 9,7%. En todo caso, son cuentas en línea con lo esperado. El beneficio neto de Citigroup alcanzó los 2.950 millones de dólares en el segundo trimestre, o 95 centavos por acción.

El dólar subió frente al euro y vuelve a los 1,22, también frente a la libra esterlina, pero cayó contra el yen japonés.

El petróleo para entrega en agosto cayó 38 centavos, a 86,72 dólares el barril.
Los futuros del oro para entrega en agosto cayeron 8,70 dólares, a 1,583.30 la onza.