Los futuros retroceden a falta de conocer el dato de desempleo semanal público en el entorno del 0,30% después del batacazo de ayer en Wall Street. Si en Europa los inversores vivieron una jornada de llantos, no es nada si lo comparamos con las pérdidas próximas al 5% de los tres índices americanos.

Los futuros sobre los principales índices neoyorquinos cotizan con descensos, lo que hace prever una apertura bajista de Wall Street. Aunque todo puede cambiar cuando se conozcan a las 14.30 horas de España el dato de paro del mes de julio de EEUU, la cita macroeconómica más esperada de la semana.

Los futuros sobre el Dow Jones bajan entorno al 0,35%, los del S&P 500 pierden un 012% y los del Nasdaq un 0,42%.

El mercado prevé una creación de 85.000 puestos de trabajo y no se esperan subidas en el porcentaje de parados que se encuentra en el 9,2%, según los analistas.