Todos pendientes de la Reserva Federal. Es el día en que previsiblemente Ben Bernanke anunciará un tercer plan de estímulo económico que los analistas estiman en 500.000 millones de dólares, cantidad inferior a los dos QE anteriores. El efecto bursátil se estima en que enviará a Wall Street a máximos históricos, aunque de momento parece estar cogiendo carrerilla y recibe la decisión sobre plano. El par euro/dólar cotiza al borde del 1,29.

En la que es ya la penúltima reunión del FOMC antes de las elecciones generales del mes de noviembre, el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, dará a conocer, según el consenso de analistas un tercer plan de estímulo, pese a que lo que se desconoce es si tendrá formato de QE3. Los expertos hablan de una cifra estimada de 500.000 millones de dólares en forma de compra de bonos y deuda, tanto pública como privada.

La decisión habría sido forzada después del mal dato de empleo del pasado viernes cuando los 96.000 nuevos empleos creados decepcionaron a los analistas. Estados Unidos vive sumido en una tasa de paro que no baja del 8% desde febrero de 2009. La cuestión está en determinar qué repercusión tendrá este QE3 sobre la economía dado el nivel abundante de papel que ya existe en el mercado y que no se compensa con una política fiscal restrictiva, apunta José Luis Cava, analista independiente de la Zona Premium.

Pendientes de ello, los tres índices abren indecisos. Ganancias muy limitadas en los tres grandes: el tecnológico Nasdaq suma un 0,06%, hasta los 3.116 puntos; el S&P 500 cotiza arriba otro 0,04% en 1.438 puntos, mientras que el Dow Jones de industriales suma otro 0,03% en 13.338 puntos.
 
Pero la jornada de hoy también arroja otros datos macroeconómicos. El primero de ellos relacionado con el merado laboral que viene a confirmar la necesidad de un QE3. Las peticiones semanales de subsidio por desempleo en Estados Unidos repuntaron en 15.000 solicitudes en la semana que finalizó el pasado 8 de septiembre, hasta un total de 382.000 peticiones. El dato es peor de lo previsto por los expertos. Los analistas consultados por Bloomberg esperaban de media que las peticiones semanales se reountaran hasta las 370.000.

También se ha dado a conocer el dato de precios de producción estadounidense que aumentaron un 1,7% en agosto en comparación con julio, cuando repuntaron un ligero 0,3%. Respecto al mismo mes del año anterior, los precios subieron un 2%.Los analistas consultados por Bloomberg esperaban de media una subida mensual del 1,2% y un avance interanual del 1,6%.

El apartado empresarial copa toda la atención la fusión, aún sin confirmar, de dos gigantes: BAE Systems y EADS. Sus títulos se desploman en Europa y lo hacían también en la preapertura estadounidense.

Además, Facebook bebe las glorias de la salida del nuevo iPhone 5. Las acciones de Facebook ha ganado cerca de un 13% en los últimos cinco días, hasta los 21 dólares, nivel aún muy lejos de su precio de salida a bolsa, los 38 dólares.

Las acciones de Apple subien, un día después de que el gigante de la tecnología diera a conocer el iPhone 5 .

Materias primas: los futuros del oro para entrega en diciembre subieron un centavo, hasta los 1,733.80 dólares la onza.