La bolsa neoyorquina respira un cierto optimismo, al igual que el resto de plazas europeas, habiéndose conocido que el PCE de EE UU, el índice general de gastos personales y medida preferida por la Reserva Federal para medir la inflación, se elevó el 2,2% en noviembre en términos interanuales, frente al 2% que esperaban los analistas. Por otro lado, los ingresos personales crecieron el 0,4% el mes pasado, frente a una previsión del 0,5%, mientras que los gastos se dispararon un 1,1%, cuatro décimas más que el consenso de mercado. La
confianza del consumidor en Estados Unidos se situó en 75,5 puntos en diciembre frente a los 76,1 del mes anterior, según los datos (definitivos) publicados hoy por la
Universidad de Michigan, un descenso que sin embargo no parece estar afectando a las compras. Además los buenos resultados ofrecidos por Research in Motion
, fabricante del dispositivo BlackBerry, que ha obtenido un beneficio de 1670 millones de dólares está impulsando hacia arriba a todo el sector tecnológico y permitiendo que los índices bursátiles repunten en positivo. En este momento la compañía sube un 9,65% a 117,31 dólares