Wall Street abre al alza empujada por la inyección en efectivo que parece ser va a recibir Merrill Lynch de un fondo de Singapur, según ha publicado el The Wall Street Journal. En estos momentos el Dow Jones sube un 1,05% hasta alcanzar los 13.885puntos , el Nasdaq crece un 1,50% hasta los 2.680 puntos y el S&P 500 llega a los 1.480 puntos al subir un 1,41%. Los ánimos se alegran al calor de las tecnológicas y de los datos sobre el consumo norteamericano que insuflan esperanza a un panorama nublado por la incertidumbre y la falta de confianza.
La bolsa neoyorquina respira un cierto optimismo, al igual que el resto de plazas europeas, habiéndose conocido que el PCE de EE UU, el índice general de gastos personales y medida preferida por la Reserva Federal para medir la inflación, se elevó el 2,2% en noviembre en términos interanuales, frente al 2% que esperaban los analistas. Por otro lado, los ingresos personales crecieron el 0,4% el mes pasado, frente a una previsión del 0,5%, mientras que los gastos se dispararon un 1,1%, cuatro décimas más que el consenso de mercado. La confianza del consumidor en Estados Unidos se situó en 75,5 puntos en diciembre frente a los 76,1 del mes anterior, según los datos (definitivos) publicados hoy por la Universidad de Michigan, un descenso que sin embargo no parece estar afectando a las compras. Además los buenos resultados ofrecidos por Research in Motion, fabricante del dispositivo BlackBerry, que ha obtenido un beneficio de 1670 millones de dólares está impulsando hacia arriba a todo el sector tecnológico y permitiendo que los índices bursátiles repunten en positivo. En este momento la compañía sube un 9,65% a 117,31 dólares