No hay grandes incentivos para que Wall Street se defina claramente por las ganancias. Aún así, la Bolsa de Nueva York ha abierto en positivo con leves subidas que superan el 0,30% y que parecen reflejar el hartazgo de los inversores americanos a los problemas que se producen fuera de sus fronteras. El caso es que con Timothy Geithner en Polonia no ha bastado para que los líderes europeos alcancen un acuerdo lo que deja bloqueada la ayuda a Grecia, al menos, hasta octubre. El euro/dólar se sostiene en el 1,38.

Apertura de la bolsa americana para cerrar la semana bursátil y a pesar de que los futuros apuntaban ligerísimamente hacia el rojo, finalmente Wall Street se ha decidido por las ganancias. A escasos minutos de que Nueva York abriera sus puertas, el Dow Jones es el índice que más repunta, por encima del 0,60%, y se coloca en los 11.504 puntos. American Express es de las compañías que más suben en los primeros compases de negociación, hasta un 0,97%.

El tecnológico Nasdaq, mientras, suma otro 0,30%, hasta los 2.615 puntos y el S&P 500, por su parte, suma otro 0,40% y se va directo a consolidar la cota de los 1.200 enteros.

Los inversores están pendientes a esta hora del índice de confianza del consumidor que hará público la Universidad de Michigan y podría ser resolutivo sobre los indicios que apuntan a una posible ralentización de la economía estadounidense.

Más datos a tener en cuenta en este cierre de viernes pasan por el Departamento del Tesoro que dará a conocer los flujos netos de capital y las compras extranjeras del Tesoro correspondientes al mes de julio. Será la antesala para que horas más tarde la Reserva Federal publique el dato sobre el flujo de los fondos de las cuentas públicas de Estados Unidos correspondientes al segundo trimestre del año.

En el terreno empresarial, la firma privada Sylver está estudiando la oferta presentada por Yahoo este mismo jueves, mientras que la aerolínea franco-holandesa Air France-KLM ha anunciado su plan de compra de 50 nuevos aviones de Airbus y Boeing en un acuerdo de 12.000 millones de dólares.

Dentro del mercado de divisas, el euro sigue mostrando síntomas de debilidad y se mantiene en el 1,38. El oro retrocede posiciones y cae por debajo de los 1.800 dólares, mientras que el oil Texas sigue en los 89 dólares el barril.