Los indicadores del otro lado del Atlántico inauguran la última sesión del año con tendencia mixta. Mientras el Dow Jones hace gala de tímidos avances - del 0.09%- que le llevan a los 11.585 puntos, el resto de índices despierta con tono negativo. El Nasdaq se deja un 0.13% en tanto que el S&P500 permanece en los 1.259 enteros.

Los indicadores de Estados Undios comienzan la última sesión del año con tendencia indefinida. El Dow Jones se decanta por las subidas, tímidas eso sí, del 0.09% que le llevan a los 11.585 puntos. Por su parte, el  tecnológico Nasdaq pierde un 0.13% en lo sprimeros minutos de negociación en tanto que el s&P500 cotiza plano en los 1.259 enteros. Tendencia que se produce en una semana de ausencia de referencias macro y en la que el mercado ha permanecido cauto tras haber alcanzado máximos en las sesiones anteriores.

En el plano económico, el Departamento de Trabajo ha difundido las cifras de paro semanal. Las peticiones de subsidio por desempleo cayeron en 34.000 durante la semana del 25 de diciembre, por debajo de las previsiones de los analistas. Pendientes también de conocer el índice manufacturero de Chicago así como las ventas pendientes durante el mes de noviembre.

En el plano empresarial, pocas protagonistas en la joranda.  La farmacéutica supera el 3% de revalorización y cotiza en los 35.22 dólares, reflejo de la aprobación - por parte de la FDA- de uno de sus medicamentos.  Además, el gigante del capital riesgo, Blackstone, por su parte, ha presentado una oferta preliminar por el propietario de centros comerciales de Australia Centro Properties, según The Wall Street Journal. Las acciones de la compañía se animan con un 0.2% de revalorización, hasta los 14.36 dólares.