Vuelven los recortes a la renta variable americana. El Dow Jones cede un 0.1% y cotiza en los 11.557 puntos. El S&P 500 recorta un 0.1% - a 1.222 puntos- en tanto que el tecnológico descuenta un 0.3% en la apertura. Lo hace lastrado por la caída de Apple, que cotiza con más del 4% de penalización los resultados publicados ayer al cierre. En el mercado de divisas, las compras se concentran nuevamente en el euro, que cotiza en los 1.38 dólares.

Caídas para comenzar la tercera sesión de la semana en Wall Street. Los indicadores comienzan la sesión en números rojos: el dow Jones cede un 0.19% y abre en los 11.557 puntos. El S&P 500 cede un 0.1% y marca en los 1.222 puntos su primer precio en tanto que el tecnológico actúa como principal lastre del mercado, con más del 0.3% de caída, hasta los 2.646 puntos. Una tendencia que se produce después de conocer que el IPC subió una décima en el mes de setptiembre, hasta el 3.9%, en línea con las previsiones, mientras que los datos de construcción de viviendas alcanzaron su mejor nivel en el último año y medio. El número de viviendas iniciadas en septiembre se incrementaron en un 15%, hasta las 658.000 unidades.

En el plano corporativo, Apple sufre un serio castigo con caídas de más del 4% después de que  sus cuentas se situaran por debajo de lo esperado por el mercado. La tecnológica que recientemente dijo adiós a su fundador, Steve Jobs, obtuvo un beneficio neto de 25.922 millones de dólares e ingresos que superaron por primera vez los 100.000 millones de dólares, hasta situarse en 108.249 millones. Su precio se mueve en los 422.24 dólares.

Mientras tanto Intel brilló la noche del martes cuando anunció que sus ingresos (40.112 millones de dólares) superaban las estimaciones de analistas. La acción sigue irradiando ganancias y, al ritmo del 2.18%, abre en los 23.40 dólares.  

Después del cierre del martes, Yahoo dijo que sus ventas y ganancias del tercer trimestre cayeron respecto al año pasado, aunque se ubicaron por encima de los pronósticos de los analistas. La acción escala un 4.59% y marca los 15.47 dólares.

Dejando de lado el sector tecnológico, Morgan Stanley ganó 2.150 millones de dólares, ó 1,15 dólares por acción, en el tercer trimestre, frente a unas pérdidas de 91 millones, ó 0,7 dólares, registradas un año antes. Los inversores premian esta salida de pérdidas con una revalorización de la acción del 4.6%, hasta los 16.63 dólares.

Al margen de los resultados empresariales, Laboratorios Abbot se dispara un 4.28% tras anunciar que se separará en dos compañías médicas.