Vodafone se hará con el 33% de la joint venture que poseía con la india Essar.
La operación se cerrará como tarde en noviembre y se ha llevado a cabo tras ejercer Essar su opción de venta de un 22% de VEL, tras lo que Vodafone decidió ejercer su derecho de compra  sobre el 11% restante de la sociedad conjunta.
 
La compañía británica ha informado de que el impacto de esos 5.000 millones de dólares está incluida en su deuda neta.