A unas horas de que venza el día y con el la oportunidad de Portugal Telecom de aceptar la oferta de Telefónica por Vivo, el Ejecutivo portugués ha vuelto a reiterar su veto a la operación. Parece que la junta de PT se hace de rogar, ¿qué sucederá finalmente? Los expertos consultados afirman que la operadora española se hará con el trofeo carioca.
 
Hasta las 12 de la noche no caduca el plazo para dar el sí quiero o no a la oferta de 7.150 millones de euros de Telefónica. Como una Cenicienta Portugal Telecom podría perder su zapato a media noche para hallarlo la empresa de Alierta, al menos, eso es lo que opinan en IG Markets: “creemos que esta historia tendrá un desenlace positivo para Telefónica”. También Sara Pérez Furtos, directora general de Dracon Partners EAFI, dice que “antes o después Telefónica se va a quedar con Vivo”.

Aún así, no todo va a ser un camino de rosas. En el primer consejo de Portugal el 74% de los accionistas aprobó la venta, pero el gobierno luso hizo entrada, cual elefante en cacharrería, y puso sobre la mesa una anticuada “acción de oro” que impedía la operación. El pasado día 8 el Tribunal de Justicia declaraba ilegal este método pero el Ejecutivo erre que erre, hoy ha vuelto a reiterar su veto. Algunos expertos ya se olían que esto podría volver a suceder y, por ello, Javier Barrio, responsable de ventas institucionales de BPI, adelantaba que “Telefónica debería buscar una alternativa para negociar con el gobierno luso para que la operación por Vivo salga adelante”.

Pero, ¿qué hay del precio a pagar? 7.150 millones puede ser una cifra elevado pero Daniel Pingarrón, analista de IG Markets, “los mercados no han castigado a la acción aún por la alta prima que pagaría por a Portugal Telecom, por lo que es difícil que lo hagan ahora, es más, es muy posible que el mercado premie que nuestra operadora se haga con el paquete de Vivo”. Alierta ya pidió un préstamos de 8.000 millones para financiar esta operación y, además, “para proporcionarse un colchón para comprar otras cosas en cualquier parte del mundo y protegerse por si el mercado de crédito empeora en los próximos meses”, explicaba Pérez Frutos.

Ahora la oferta está sobre la mesa está sobre la mesa, ¿firmará Portugal Telecom?