El grupo francés Veolia ha anunciado que ha conseguido un contrato para construir en Arabia Saudí una de las plantas desaladoras más grandes del mundo. El contrato representa unos 702 millones de euros para Veolia Eau Solutions & Technologies. El proyecto, cuya finalización está prevista para 2010, permitirá suministrar agua y electricidad a la población creciente de la región oriental de Arabia Saudí, país que tiene las mayores reservas mundiales de petróleo.