El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, pidió hoy que los acreedores privados contribuyan en el nuevo rescate a Grecia.
El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy pidió que los acreedores privados de Grecia acudan al segundo rescate del país de manera voluntaria, en línea con lo que se ha cocinado en la reunión que han mantenido hoy la canciller alemana Angela Merkel y el presidente galo Nicholas Sarkozy.
 
El nuevo programa debería incluir también financiación voluntaria del sector privado, señaló el presidente pocas horas después de se hiciera público el principio de acuerdo entre Merkel y Sarkozy en Berlín. Todo ello sin que se traspasen dos líneas que no desate un riesgo de crédito, ni sea considerada un impago por parte de los actores del mercado.