La organización de autónomos UPTA vio como una mala noticia que el proyecto de Ley de Economía Sostenible que se aprobó el pasado viernes no introdujera modificaciones importantes en el borrador inicial, pues ello supone que se sigue sin tener en cuenta a las empresas individuales, que constituyen más del 60% de la estructura empresarial española.

UPTA denunció en un comunicado que el texto hasta ahora conocido "estaba claramente escorado hacia los intereses de las medianas y grandes sociedades empresariales", y lamentó que no se hayan atendido las propuestas de modificación de la Ley que UPTA presentó durante el trámite de consulta.