Unnim cerró el primer trimestre con un beneficio de 10,2 millones de euros en relación al mismo periodo del año anterior, lo que supone una caída del 39% respecto a las cifras agregadas de las tres entidades de ahorro que se fusionaron en marzo de 2010 para crear esta nueva entidad.

La crisis económica y el impacto de la reestructuración de la entidad en cumplimiento del plan aprobado por el Banco de España explican esta reducción de los beneficios, según ha asegurado hoy Unnim en un comunicado.

En concreto, el margen de intereses se ha situado en 53,3 millones de euros, un 31,8% menos que en el primer trimestre de 2010; el margen básico ha sido de 82,2 millones (-18%) y el margen bruto se ha quedado en 94,1 millones de euros (-14,8%).

El ratio de morosidad sobre los activos en riesgo se situó en 5,69%, mientras que el saldo total de depósitos administrados está en 26.180 millones de euros, un 3'1% menos que los que tenían las tres entidades fusionadas en el mismo periodo del año anterior.

En estos primeros meses de 2011, Unnim ha reducido su red en 44 oficinas y la plantilla en 143 personas, según el ERE pactado por la caja y los sindicatos, y que fue aprobado por la Generalitat.