Unicaja ha anunciado a la CNMV las condiciones de su próxima salida a Bolsa.  Una oferta que representará un 40,4% del capital social y que permitirá a la entidad reforzar su posición de capital tras el reembolso total de los CoCos FROB, financiar la adquisición de de EspañaDuero y fines corporativos, en general.

De esta forma, la compañía ofertará 625 millones de nueva emisión – 40,4% del capital – a inversores institucionales. Al tiempo, se espera que la compañía otorgue una opción de sobresuscripción a Morgan Stanley como “entidad estabilizadora, en nombre de los colocadores, para suscribir hasta 65,2 millones de acciones adicionales con el fin de cubrir la sobresuscripción de la oferta, si existiera, y las posiciones cortas resultantes de las operaciones cortas resultantes de las operaciones de etabilización”, tal y como recita la nota de prensa.

  • Una salida a bolsa con la que la entidad pretende reforzar su posición de capital tras el reembolso total de los CoCos FROB por importe de 604 millones de euros.
  • Financiar la adquisición al FROB de EspañaDuero por 62 millones de euros y
  • Fines Corporativos en general.

La cotización en un mercado regulado dotará a la compañía, además, de un mejor acceso a los mercados de capitales que podría facilitar la obtención de financiación a menor coste y proporcionará liquidez a los actuales accionistas minoritarios.

La compañía cerró el primer trimestre con un beneficio de 52 millones de euros con una rentabilidad anualizada sobre fondos propios del 7,2%.  A cierre de marzo de este año, la entidad tenía un activo total de 55.989 millones de euros y 33.369 millones en crédito a clientes, 45.332 millones en depósitos y d2.922 en fondos propios.

Tras la dadquisición de EspañaDuero, la Fundacion Unicaja es el accionista de control de Unicaja con un 86,7% del capital. En cuanto a los accionistas minoritarios, el 13,3% de la entidad lo poseen inversores privados, con un 4,5% minoritas y un 8,8% del capital, inversores institucionales.