Un consorcio en el que participan la constructoras portuguesas Mota Engil y ES Concessoes y la española Isolux Corsan ganó el concurso para construir y explotar una autopista en México, informó hoy una de las firmas lusas. En un comunicado enviado a la Comisión del Mercado de Valores Mobiliarios (CMVM) de Portugal, Mota Engil dijo que su consorcio presentó la mejor propuesta para la concesión de la autopista, que será por 30 años y supondrá una inversión de 179 millones de euros. La oferta para construir los 59 kilómetros de la obra en el plazo de dos años establece además el pago al Estado mexicano de cerca de 209 millones de euros.