El banco suizo UBS, una de las principales víctimas de la crisis financiera, ampliará capital en 3.800 millones de francos suizos (2.705 millones de euros) mediante la venta de acciones, según anunció la entidad, que pronosticó que cerrará el segundo trimestre en "números rojos".
En concreto, la entidad helvética colocó 293,25 millones de nuevas acciones a un precio unitario de 13 francos suizos entre un pequeño número de inversores institucionales.

Por otro lado, UBS informó de que los datos preliminares de abril y mayo y las expectativas de junio apuntan que la entidad cerrará el segundo trimestre en "números rojos", en gran medida debido a las cargas de reestructuración del banco y a los costes de su propia deuda.

Asimismo, gracias a la reducción de los activos de riesgos, la entidad prevé que el ratio de solvencia Tier 1 sea superior al de finales del primer trimestre, ya que no se verá afectado por los costes crediticios de UBS.