El banco central de Turquía ha decidido mantener los tipos de interés en los niveles actuales, por lo que detiene, al menos por el momento, la nueva política monetaria de bajada de tipos a la vez que los bancos centrales de los países emergentes los suben.

El banco central de la República de Turquía mantiene los repos a una semana a un tipo de interés del 6.25%, mientras que el tipo overnight (a 1 día) se mantiene en el 1.5% para tomar prestado y en el 9% para la concesión de préstamos, según su página web.

Esta decisión de mantener los tipos oficiales tiene lugar tras dos recortes sucesivos durante los dos últimos meses. A la vez, el banco central ha elevado los requisitos de reserva de todos los bancos comerciales para amortiguar una probable subida del crédito en su economía.

Se espera que el PIB turco haya crecido un 8% durante el año pasado y el crédito al consumo en un 34%.