Hoy se firmará en Ankara el acuerdo intergubernamental para el proyecto del gasoducto 'Nabucco', con el que se pretende reducir la dependencia de la UE del gas procedente de Rusia, que estará suscrito por Turquía y por los cuatro Estados miembro por los que transitará el ducto -Austria, Bulgaria, Hungría y Rumanía-. El acuerdo servirá como "marco jurídico" para la utilización de 'Nabucco', un gasoducto de 3.300 kilómetros cuyo inicio de construcción está previsto para 2010, y está basado en la "solidaridad mutua, igualdad recíproca e interdependencia". Las cuestiones comerciales del proyecto deberán ser acordadas más adelante por las compañías interesadas.