El francés Jean-Claude Trichet, presidente del Banco Central Europeo (BCE), ha advertido este lunes ante el Parlamento Europeo que aplicar quitas a deudas públicas como la de Grecia, Irlanda o Portugal provocaría pérdidas entre los inversores a largo plazo, y ganancias entre los que apuestan a corto.
Trichet, que ha comparecido ante la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios de la Eurocámara en su condición de presidente del recién creado Consejo Europeo de Riesgos Sistémicos  reiteró su doctrina según la cual en casos como el de Grecia e Irlanda hay que cumplir los programas adoptados para sanear las arcas públicas, con el apoyo del fondo de rescate de la zona euro y del Fondo Monetario Internacional (FMI). Programas que no contemplan la reestructuración de la deuda. Fue su respuesta al ser interrogado sobre la conveniencia o no de proceder a una quita o condonación de parte de la deuda.

Y concluyó: "Déjeme añadir un solo comentario. Los mercados modernos se componen de inversores a largo y a corto. Los inversores a largo pierden dinero si se practica una quita. Los inversores a corto, ganan dinero. Es algo que hay que tener en cuenta al reflexionar sobre esta cuestión importante".