El tercer mayor productor de petróleo de Europa ha llegado a un acuerdo para hacerse con el 60% de SunPower, aprovechando el creciente interés mundial en la energía renovable.

El acuerdo con el segundo fabricante de paneles solares de Estados Unidos puede dar lugar a “mayores adquisiciones, ya que los proveedores americanos y europeos buscan ayudas para competir contra sus rivales asiáticos” opina Kevin Landis, gerente de cartera de Silvest Group.

La compañía con sede en San José, California, ha descrito el precio de la adquisición en 23,25 dólares por acción. Se trata de una “oferta pública de adquisición amistosa” según ha explicado en un comunicado.

“Esto es exactamente lo que SunPower necesita para competir con los proveedores chinos que están consiguiendo un apoyo muy importante por parte de su gobierno” ha dicho Landis en una entrevista a Bloomberg. “Esto también permite a SunPower doblar sus inversiones en tecnología, algo que necesitarán en el largo plazo” ha añadido.

El grupo para el que trabaja Landis, Silvest poseía cerca de 17.000 acciones de SunPower a principios de año. Los títulos han subido un 72% este año.

Este acuerdo puede desencadenar más adquisiciones, por parte de las compañías petroleras, que consideran a los fabricantes de energía renovable como un credencial de energía limpia y, además, pueden beneficiarles cuando el elevado precio del crudo disminuya la demanda, ha dicho John Hardy, analista de Gleacher.

“Este movimiento le da un gran sentido a Total, dado la tendencia mundial a las energías renovables y el aumento de la preocupación sobre la energía nuclear y los altos precios del gas natural en Europa” ha dicho Hardy.

Total ha informado hoy de un beneficio atribuido de 3.946 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que supone un 51% más respecto al mismo periodo de 2010. Sus acciones suben un 0,85% hasta los 18,98 dólares.