La marea volátil arrastró a buen puerto a las renovables. Y es que gracias a ese oleaje Iberdrola Renovables ha anclado una de las mejores revalorizaciones de la semana. Pero no sólo ella: Bankinter no se dejó intimidar porlel golpe de S&P al sector financiero español y encara la última sesión de la semana con una revalorización del 7%. Una resaca que no benefició a todos por igual, Iberdrola y Red Eléctrica vivieron sus peores días, cotizando en negativo el déficit de tarifa y la retirada de la confianza de los grandes fondos internacionales. Y ¿las recomendaciones? El sector telecos- con Telefónica y Jazztel a la cabeza- sigue siendo el claro vencedor.
¿Objetivo? Sustituir la propuesta de recorte de primas que debe enfrentar el sector por una moratoria de tres años para las instalaciones fotovoltaicas. Una noticia que ha movido a su antojo al sector energético en las últimas semanas. Esta, ha tocado por el lado negativo porque tanto Iberdrola como Red Eléctrica han asumido las principales posiciones vendedoras de los inversores. La compañía que preside Ignacio Sánchez Galán no sólo ha cotizado el déficit de tarifa sino “que además hay mucho enfado entre los grandes fondos de inversión internacionales que han invertido en grandes proyectos de energías renovables y que ahora no ven oportunidades ante el marco regulador que vive el sector”, reconoce Álvaro Blasco, director de Atlas Capital. Sin embargo, la compañía sigue siendo recomendación de los expertos a largo plazo pues “nos gusta por fundamentales y dividendos”, advierte Alejandro Varela, gestor de fondos de Renta 4.

Sin dejar de mirar a la energía, pero esta vez por su comportamiento positivo, Iberdrola Renovables. Acumula una revalorización superior al 5% en la semana. Un valor atractivo “por su bajo riesgo operativo y la visibilidad de sus ingresos”, reconoce el departamento de análisis de Selfbank. En el corto plazo “puede alcanzar los 3 euros pero ¡ojo! Porque una vez cerca hemos visto cómo se la ha penalizado en exceso, por lo que sería recomendable salir aquí para hacer caja o diversificar en otros sectores”, admite Ana Ariza, analista de Foncava Gestión.

Sectores como ¿el audiovisual? Telecinco también fue uno de los lastres del selectivo español durante la semana. Y eso que esta semana la Unión de Televisiones Comerciales Asociadas (UTECA) publicó que la supresión de la publicidad en TVE hizo mejorar en un 50% los resultados de las cadenas de televisión que cotizan en bolsa. En contra de la compañía juega el hecho “de estar muy expuesta al ciclo económico” además de “no estar barata por lo que no recomendamos su compra”, sentencia Esther Martín, directora de análisis de Intermoney. Los más optimistas ven en la cadena de televisión un medio que “sigue ganando cuota de audiencia y goza de ganancias en el mercado publicitario, algo que esperamos continúe en 2011”, reconoce Miriam Fernández. Esta experta resalta el mundial de fútbol de Sudáfrica. Un evento que “le reporta beneficios pero también costes por los derechos de emisión aunque se habrá encargado de aumentar los costes de publicidad en el horario del evento”.

Sin embargo, la semana también dio tiempo para el optimismo. El que logró cotizar la acción de Bankinter. Encara la última sesión de la semana con cerca del 7% de revalorización. Y eso que esta semana ha sido S&P el encargado de distribuir los ánimos vendedores en el sector financiero. ¿El motivo? Ha revisado al alza su estimación de pérdidas potenciales por el deterioro de la cartera de crédito para el conjunto del sistema, hasta 99.300 millones de euros, entre 2009 y 2011. Una cifra que se incrementa en un 21.7% desde la anterior estimación y que va acompañada de una previsión de mora del 6.1% en el mismo período. La agencia no dudó en rebajar el rating de algunas de las entidades del mercado español, entre las que no se encontraba Bankinter (AA-). Sin embargo, el valor se está moviendo en una línea bajista. Miguel Cedillo, gestor de Dif Broker dibuja como primera resistencia “los 5.80 euros por acción mientras que por debajo habría que vigilar los 4.50 euros”.

Algo más prudente con el valor se muestra Alejandro Martín, subdirector en España de Hanseatic Brokerhouse quien reconoce que “en este tipo de valores hay que tener la premisa de tomar decisiones siempre y cuando el ratio rentabilidad/riesgo pueda ser interesante”. En el caso de esta entidad "la situación técnica sigue siendo bajista pues sigue habiendo estructura de claros máximos y mínimos decrecientes. Podría subir hasta los 5.80 euros pero el título seguiría siendo bajista por lo que me abstendría de tomar posiciones en esta compañía". Una recomendación que se extiende al resto de compañías del sector.

Telefónica, la recomendación de nunca falla

Aunque si hay una protagonista clara durante este período, es Telefónica. La operadora ha anunciado la venta del 8% de Portugal Telecom, con lo que reduce su participación en la lusa hasta el 2%. Una participación que tendría un valor aproximado de 640 millones de euros y que despierta más dudas – aun sí caben- sobre las intenciones de la operadora española de hacerse con Vivo. La primera interpretación en el mercado fue esa precisamente “la búsqueda de una vía para ganarse el voto y hacerse con la brasileña”, reconoce Blasco.

Javier Echeguren, analista de Banif gestión destaca de la operadora su atractiva rentabilidad por dividendo mientras que Ana Ariza admite que “es una buena estrategia a medio-largo plazo gracias a su diversificación en Latinoamérica”. Esta experta reconoce que en el caso de que las energéticas nos fallen el sector de las telecos puede ser una buena opción “al fin y al cabo el sector es de los más fuertes en este momento”. Compañías como la que preside César Alierta o Jazztel “a corto por el incremento del 58% en su base de clientes”.