Era un secreto a voces y Telefónica lo ha confirmado: vende su filial Atento por 1.039 millones de euros en efectivo. La compradora es Bain Caital, una firma de capital riesgo aunque el call center seguirá siendo "proveedor de servicios" de la operadora durante nueve años.
Según explica en su comunicado a la CNMV, incluyendo un pago aplazado condicionado de 110 millones de euros y el otorgamiento de financiación del vendedor por un importe de 110 millones de euros. Atento seguirá siendo el proveedor de servicios para Telefonica durante nueve años, para lo que "se ha llevado a cabo la firma de un Acuerdo Marco de Prestación de Servicios".

La compañía de telecomunicaciones logra con este acuerdo un paso de gigante en su empeño por reducir su endeudamiento y fijar su ratio de deuda sobre EBITDA en 2,35 veces. En las próximas semanas, el grupo español redondeará la jugada con el estreno en la bolsa de Francfort de su filial alemana, donde espera ingresar cerca de 1.500 millones de euros.

Telefónica quería desprenderse de Atento desde hace muchos años. De hecho, pretendía deshacerse de su filial de contact center antes incluso que cuando decidió lanzarla a bolsa la primavera del año pasado, operación que luego canceló ante las turbulencias de un mercado ya entonces incierto.

Bain Capital es una de las principales firmas de inversión privada del mundo, con más de 66.000 millones de dólares en activos gestionados, según datos de la propia sociedad. El fondo de capital riesgo, creado hace 28 años, se ha consolidado como una de las referencias en distintos sectores empresariales, entre los que sobresale el negocio de los contact center.