El consejero delegado de Telecom Italia, Franco Bernabe, quiere reducir los gastos operativos en el mercado italiano en aproximadamente un 40% hasta 2015. En una entrevista con el Financial Times, Bernabe precisó que las nuevas infraestructuras de fibra óptica deberían propiciar la reducción de costes, ya que las velocidades de transmisión son más altas y requieren menor mantenimiento e ingenieros a cargo, aunque también mencionó ahorros en inmobiliaria. En otro orden de cosas, Bernabe dijo al diario que está negociando con fondos de inversión y soberanos la posibilidad de que estos cofinancien acuerdos fuera de Italia pero descartó adquisiciones de gran escala en mercados emergentes debido al elevado endeudamiento de la operadora transalpina. La española Telefónica es accionista de referencia de la italiana con un 10% de los derechos de voto.