Telecinco abonará este miércoles un dividendo ordinario con cargo a los resultados de 2010 de 0,244 euros brutos por acción.

Telecinco también abonará hoy un dividendo extraordinario de 0,105 euros brutos por acción, por lo que el importe neto total que percibirán los accionistas procedente de ambos dividendos asciende a 113,5 millones de euros.

La compañía, que ha nombrado agente de pagos al Banco Santander, ha señalado que el importe de los dividendos se hará efectivo a través de los medios que la Sociedad de Gestión de los Sistemas de registro, Compensación y Liquidación de Valores (Iberclear) pone a disposición de las entidades participantes.