Después de pasarse varios meses dentro del rango comprendido entre 39,55 y 43,74, la acción se decanta por una ruptura de la banda inferior.

Ruptura que se confirma con un pullback y que desactiva las divergencias alcistas en el indicador MACD (ver ventana inferior del gráfico).

El cruce a la baja de las medias móviles de largo plazo, 40 y 200 sesione, unido a la estructura de máximos decrecientes que comienza a perfilar el precio hace establecer el riesgo en un testeo de los mínimos de 2.010, zona comprendida entre 35,28 y 34,30.

El sesgo bajista desaparece si el precio recupera la directriz bajista que acabamos de incorporar al gráfico.


Técnicas Reunidas en gráfico diario (pinchar para ver gráfico expandido):